Cuatro provincias ucranianas votan su anexión a Rusia

Cuatro provincias ucranianas votan su anexión a Rusia

Las autoridades prorrusas en cuatro provincias ocupadas de Ucrania iniciaron las votaciones en los referendos de anexión a Rusia, consideradas «farsas» por el gobierno ucraniano en Kiev y que, según Estados Unidos, llevará a una respuesta «rápida y severa» por parte de las potencias occidentales.

Las votaciones celebradas en las provincias orientales de Donetsk y Lugansk y en las meridionales de Jerson y Zaporiyia durarán cinco días y tuvieron una adhesión de entre el 15% y el 22% del padrón, según agencias rusas de noticias.

Las consultas marcan una importante escalada en el conflicto que comenzó el 24 de febrero y ya fueron rechazadas no solo por Ucrania, sino también por las potencias occidentales aliadas.

En ese marco, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió al Kremlin de que pagará costos «rápidos y severos» si utiliza «falsos» referendos para anexar territorios de Ucrania.

«Los referendos de Rusia son una farsa, un falso pretexto para intentar anexionarse partes de Ucrania por la fuerza, en flagrante violación del derecho internacional», dijo Biden en un comunicado. «Trabajaremos con nuestros aliados y socios para imponer costos económicos adicionales rápidos y severos a Rusia», añadió.

Casi en simultáneo, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, dio a conocer su mensaje diario en la nación en la que pidió al mundo «reaccionar con total justicia ante los pseudo-referendos».

En sintonía, el G7, grupo formado por siete países de economías avanzadas, advirtió que «nunca reconocerá» esos «referendos falsos».

Referendo en cuatro provincias

Pero las críticas internacionales y de Kiev no impidieron que Moscú siga adelante con las consultas, iniciadas la misma semana en la que el Kremlin anunció la «movilización parcial» de 300.000 reservistas.

En Jerson votó el 15,31% del padrón, en Lugansk un 21,97% y en Zaporiyia un 20,52%, de acuerdo a las cifras citadas por la agencia de noticias Sputnik, que no brindó detalles sobre Lugansk.

Además de cientos de colegios electorales abiertos en esos cuatro territorios, también se habilitaron otros en Rusia para que pudieran votar los desplazados.

«Esperamos que, después del referendo, dejen de bombardearnos y tengamos paz y orden», dijo a la agencia de noticias AFP Vladimir Shutov, de la región de Lugansk y que acudió a votar a la representación de Donetsk en Moscú.

En Moscú, San Petersburgo y otras ciudades, las autoridades organizaron manifestaciones de apoyo a los plebiscitos con gran refuerzo de banderas y consignas.

Los referendos recuerdan lo ocurrido en 2014 en la península de Crimea, anexada a Rusia después de un voto también considerado fraudulento por Occidente.

Avanzada de Ucrania

A principios de este mes, las fuerzas ucranianas recuperaron la mayor parte de la región de Jarkov (noreste), una contraofensiva que permitió a Kiev retomar cientos de ciudades y pueblos que estuvieron bajo control ruso durante meses.

Este viernes, el ejército ucraniano anunció haber liberado de manos de los rusos la localidad de Yatskivka, en Donetsk. También dijo que avanzó al sur de Bajmut, localidad del este que el ejército ruso intenta tomar desde hace meses sin éxito.

En Odesa, importante puerto del Mar Negro, un ataque ruso con un dron iraní mató a una persona, según las autoridades regionales.

El portavoz del presidente Zelenski denunció el apoyo a Moscú de Teherán, cuyas entregas de armas «van en contra de la integridad territorial» de Ucrania.

Por su parte. la comisión de investigación de Naciones Unidas sobre Ucrania aseguró, tras visitar 27 localidades e interrogar a más de 150 víctimas y testigos, que «se cometieron crímenes de guerra» en el país.

Estas acusaciones directas -poco comunes en la habitual prudencia de la ONU- recibieron el elogio de muchos diplomáticos aliados de Kiev.

Y el mismo día, Ucrania anunció que la exhumación de 436 cuerpos de un lugar de entierro masivo en Izium, ciudad recapturada de manos de los rusos en el noreste, había revelado «señales de tortura» en 30 de ellos.

«Hay cadáveres con una cuerda alrededor del cuello, con las manos atadas, con miembros rotos o heridas de bala. Varios hombres tienen sus órganos genitales amputados», afirmó Oleg Sinegubov, gobernador de la provincia oriental de Jarkov en la que se encuentra Izium.

Varios cientos de tumbas coronadas por una cruz y una fosa común fueron descubiertas a mediados de este mes cerca de la ciudad de Izium, que estuvo bajo ocupación rusa durante varios meses antes de ser retomada por las fuerzas ucranianas.

Las fuerzas rusas están acusadas de múltiples violaciones de derechos humanos en los territorios bajo su control en Ucrania, especialmente en Bucha, en las afueras de Kiev, donde se habían descubierto los cadáveres de civiles a sangre fría tras su retirada de la zona a finales de marzo. Moscú niega haber cometido estos crímenes y calificó de «mentira» el descubrimiento de las tumbas en Izium.

Síguenos

NEWSLETTER

Registrate en nuestro boletin y recibe nuestra ultimas noticias y material exclusivo.