Valparaíso

15°C
Clear sky
Con más de $2 mil millones en cocaína, cae organización que utilizaba la zona para acopio y distribución de droga a otras regiones

Con más de $2 mil millones en cocaína, cae organización que utilizaba la zona para acopio y distribución de droga a otras regiones

Luego de dos años de minucioso trabajo investigativo, el OS7 de Carabineros dio un importante golpe al narcotráfico.

Y es que seis armas, siete vehículos, diversas especies tecnológicas y 322 kilos de droga, entre ellas más de $2 mil millones en cocaína, fueron incautados a una banda que, tal como detalló el General Rodrigo Espinoza, Jefe de la IV Zona de Carabineros, “representa una tremenda señal de tranquilidad para la comunidad. Tras dos años y medio de un trabajo coordinado entre carabineros del OS7 Coquimbo y el Ministerio Público, logramos desbaratar una organización criminal vinculada al narcotráfico y lavado de activos, que utilizaba la Región de Coquimbo como centro de acopio para distribuir en la Región Metropolitana, la droga que traían desde el norte del país”.

El General explicó que fueron once personas detenidas, 3 mujeres y 8 hombres, todos con edades entre 21 y 58 años, y de los cuales son 3 chilenos y 8 extranjeros, cuatro de ellos están en el país de manera irregular. Todos deberán enfrentar a la Justicia este jueves, cuando se concrete su control de detención.

En este sentido, Claudio Correa, Fiscal (s) Regional, “fue ampliada su detención para este jueves y se está a la espera de poder formalizar respecto de los distintos ilícitos cometidos. Es una banda sofisticada, evidentemente una organización importante donde se encontraron tres tipos de droga, más de 86 millones de pesos en efectivo, armas de fuego que estaban con encargo. Se ha dado un golpe duro con este trabajo sostenido y colaborativo por más de dos años”, puntualizó.

Para el éxito de este procedimiento, se realizaron allanamientos simultáneos en distintos puntos de La Serena y Coquimbo, tanto en áreas urbanas como rurales, además de un ingreso en la comuna de San Joaquín, en la Región Metropolitana, donde tenían su centro de operaciones.

“Esta es una investigación muy importante, que significó un amplio despliegue de recursos, con apoyo de secciones incluso de otras regiones y donde también trabajamos con la tecnología de los drones de la Delegación Presidencial, que nos permitió sacar de circulación más de un millón de dosis de droga. Esto equivale a cerca de 322 kilos de distintas sustancias que evitamos que llegaran a los barrios de nuestro país”, sostuvo el jefe de la IV Zona de Carabineros Coquimbo, General Rodrigo Espinoza.

En tanto, el Delegado Presidencial Regional, Rubén Quezada, destacó el procedimiento y su significado para la seguridad de la comunidad. “El trabajo conjunto de Carabineros, Fiscalía y el aporte que pueda realizar la Delegación Presidencial, da frutos en materia de poder decomisar vehículos, droga, pasta base, que está en nuestras poblaciones, poder decomisar dinero en efectivo y sobre todo, poner a disposición de la Justicia no a un delincuente menor, sino a las personas que están encargadas de organizar, de distribuir, que son las personas que gran daño le hacen a nuestra sociedad”, indicó.

Además, el Delegado Quezada se refirió al compromiso del Gobierno contra el crimen organizado. En esta línea, enfatizó que “este trabajo requiere el tiempo y el esfuerzo, y estamos trabajando para aquello, para revertir este círculo en el cual se concretan detenciones, pero que finalmente no se traducen en mejoras de la seguridad ciudadana. Estamos comprometidos con un cambio de estrategia, a nivel central estamos fortaleciendo también las capacidades para enfrentar el crimen organizado, por lo tanto, esperamos que en el avance, tanto de la agenda legislativa como el trabajo conjunto con las distintas instituciones, nos permita entregarle más tranquilidad a la ciudadanía”, puntualizó.

Juzgado de Coquimbo deja en prisión preventiva a imputados por tráfico de drogas, asociación ilícita y lavado de activos

El Juzgado de Garantía de Coquimbo dejó sujetos hoy –jueves 20 de octubre– a la medida cautelar de prisión preventiva a F.A.V.L., Y.R.L.J., A.M.S.M., H.L.T., C.M.A.G.T., A.J.C.G., G.F.R., B.C.B., J.A.S.G. y C.A.G.P., imputados por el Ministerio Público como autores de los delitos de tráfico ilícito de drogas, asociación ilícita, tenencia ilegal de armas y municiones y por el delito de lavado de activos para los 5 primeros imputados. Ilícitos perpetrados desde agosto del año pasado, en diversas comunas de la región y Santiago.

En la audiencia de formalización, la magistrada Loreto Figueroa Tolosa ordenó el ingreso de los imputados al Centro de Detención Preventiva Huachalalume de La Serena, por considerar que su libertad constituye un peligro para la seguridad de la sociedad. Además fijó en 120 días el plazo de investigación.

En el caso de la encartada V.Y.H., el tribunal le impuso las cautelares de firma quincenal y arraigo nacional, imputada por los delitos de tráfico ilícito de drogas, asociación ilícita y tenencia ilegal de armas y municiones.

Al resolver la privación de libertad de los imputados, la magistrada tuvo presente que: “El delito de tráfico de droga es un delito que atenta contra un bien jurídico de carácter colectivo como es la salud pública y tiene el peligro de la difusión incontrolada de sustancias prohibidas que puede ser puesta ilícitamente a disposición de consumidores finales indeterminados, por lo que conociendo la gran cantidad de droga en este caso, claramente tenía el fin de lesionar el bien jurídico tutelado. Además, la pena asignada al delito que parte en 5 años y un día y el hecho de haber actuado en grupo o pandilla, entiende esta magistrada que se dan los presupuestos de delito de tráfico de drogas y que la libertad de los imputados constituye un peligro para la seguridad de la sociedad”.

Según el ente persecutor, desde el 30 de agosto de 2021, los imputados formaron parte de una organización criminal con asiento en la comuna de La Serena, pero con operaciones extendidas a diversas comunas del país, dedicada a adquirir, transformar, acopiar y suministrar drogas; además de estar en posesión de armas de fuego y municiones. Las ganancias obtenidas por el delito base eran “blanqueados” (lavado de activos), a través de la adquisición de diversos bienes.

Organización estructurada y jerarquizada que era liderada por el imputado F.A.V.Y., quien ejercía el mando, dirección y planificación de las actividades ilícitas; suministraba financiamiento, vehículos, armas, municiones, alojamiento, escondite y lugares de reunión para la organización. Asimismo, se encargaba de ocultar y/o disimular el origen ilícito del dinero obtenidos con el tráfico de drogas, mediante el arrendamiento o adquisición de propiedades; tales como: parcelas ubicadas en el sector Coquimbito y Quilacán, de La Serena y un taller en la avenida Santa Rosa, comuna de San Joaquín, Región Metropolitana; además de vehículos. En dichos inmuebles, al ser allanados, la policía encontró gran cantidad de drogas de distintos tipo, armas y municiones y dinero en efectivo, entre otras especie.