Valparaíso

20°C
Clear sky
Black Friday: las empresas también deben protegerse de los ciberfraudes

Black Friday: las empresas también deben protegerse de los ciberfraudes

Más de 80 empresas participarán en la nueva edición del Black Friday programada para este 25 de noviembre, un espacio de compras que muchos miran con atención para adelantar las compras navideñas. Pero no solo los compradores deben cuidarse de los fraudes: es clave que las empresas se preparen de manera adecuada para poder ejecutar su estrategia de promociones de manera segura, eficiente y atractiva para los clientes.

«Es comprensible que las personas deseen aprovechar este espacio de compras en el actual  contexto económico, por esto las empresas deben reforzar sus estrategias de pagos online y seguridad en las compras digitales», explica Rodrigo Quijada, VP de Desarrollo de Negocios de Kushki.

Según un estudio realizado por Kushki, el uso de efectivo es bajo, con un 27% del volumen minorista en 2021. En cambio, el comercio electrónico en Chile es fuerte, experimentando un crecimiento en la pandemia de 52% y acumulando 16.000 millones de dólares en 2021. Esta tendencia sigue al alza y por esto, es importante preparar y reforzar los canales de pago durante la campaña, priorizando la seguridad. Y para eso, «la tecnología es la mejor herramienta que tienen las empresas para aumentar la transparencia en los procesos y ser ágiles a la hora de detectar y frenar riesgos y vulnerabilidades», dice Quijada, quien además comparte las siguientes recomendaciones para las empresas para este Black Friday:

1. Invertir en herramientas de prevención de fraude

Aunque es imposible prevenir el 100% de los fraudes o ataques, actualmente hay herramientas especializadas en monitorear las transacciones, el comportamiento de los usuarios, tendencias de los dispositivos de navegación, etc. Las empresas deben priorizar la confianza de los usuarios, ya que la pérdida de la misma tendrá afectaciones directas en su viabilidad económica. Por esto, las herramientas de prevención de fraude son una inversión beneficiosa para todos los involucrados.

2. Contar con un aliado tecnológico especializado en pagos

Los proveedores de pago, como Kushki, son parte integral de la estrategia de protección de pagos ya que garantizan la seguridad de la información al ser los encargados del encriptamiento de la misma. Por esto, es clave que a la hora de elegir a una empresa de tecnología financiera y/o de pagos se revise que cumplan con los estándares internacionales como PCI para la operación de pagos con tarjetas; el ISO 27001 para cumplimiento de seguridad informática y el PCI PIN para el procesamiento de transacciones en pagos en línea, cajeros electrónicos y en terminales de punto de venta

3. Contar con Certificado SSL

Además de verificar que los aliados cumplen con los estándares de seguridad, se debe hacer el trabajo interno. Contar con un e-commerce conlleva automáticamente la responsabilidad de mantener a los clientes a salvo de piratas informáticos. Un paso de seguridad que deben tomar las empresas es mantener segura la información privada mediante la instalación de un certificado SSL. Esta es una herramienta que cifra los datos que están en tránsito desde el navegador del cliente al servidor del sitio de procesamiento de pagos.

4. Implementar la autenticación de múltiples factores

Una de las mejores maneras de mantener seguros a los clientes en línea es habilitar la autenticación multifactor. Las empresas por lo general solicitan a los clientes que se registren con una dirección de correo electrónico para confirmar su identidad antes de realizar una compra en el sitio. Este consejo ayuda a rastrear quien accede al sitio y desde dónde. Tener en cuenta cómo inician sesión los usuarios puede mejorar drásticamente la seguridad del comercio electrónico para los compradores de todo el mundo.

5. Educación a clientes

Como dueños de negocios, es un deber proteger la información de los clientes en línea, por tanto, educarlos sobre ciberseguridad es extremadamente importante. Canales de comunicación como el blog, newsletter y redes sociales son ideales para reforzar mejores prácticas cómo cambiar frecuentemente la contraseña, hacer las compras desde dispositivos seguros, etc.