Valparaíso

18°C
Clear sky
Con primer sindicato hortofrutícola en la Región del Bio Bio parte movimiento de trabajadores que busca disputar espacios a la CUT

Con primer sindicato hortofrutícola en la Región del Bio Bio parte movimiento de trabajadores que busca disputar espacios a la CUT

La iniciativa fue promovida, entre otros, por el diputado Republicano Cristóbal Urruticoechea, quien criticó a los actuales líderes de izquierda, señalando que éstos “se han preocupado sólo de ellos y no de los suyos y menos del país”.

Unión Libertad de Trabajadores de Chile. Así se llama la nueva agrupación sindical de derecha que busca disputar espacios sindicales a la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) liderada por la izquierda.

De hecho ya iniciaron su trabajo en la Región del Bio Bio, específicamente en Los Ángeles, donde se constituyó el “Sindicato Libre Frutícola y Comercial Nº1”, constituido por personas que trabajan en el área hortofrutícola.

Uno de los principales promotores de la iniciativa es el diputado Republicano Cristóbal Urruticoechea, quien sostuvo que “las élites sindicales como la CUT o el Colegio de Profesores se han preocupado sólo de ellos y no de los suyos y menos del país”.

“Ellos han envenenado a los trabajadores creando un clima artificial alrededor de sospecha y desconfianza impidiéndole al obrero pensar en libertad. Además, se han perpetuado en los cargos, como si éstos fueran un gran tesoro personal. Los sindicatos del comunismo han creado una vida obrera condenada a sufrir las consecuencias de su manifiesto, es decir pobreza, falsa igualdad y falsa prosperidad”, aseveró.

En este sentido, Urruticoecea agregó “los patrones sindicales del comunismo y del socialismo tienen una amplia diferencia con aquellos sindicalistas que se unen al obrero, que luchan por ellos en su día a día, que trabajan por el bien de ellos y del país, y que no entorpecen el desarrollo personal, familiar y nacional”.

Unión Libertad de Trabajadores de Chile reconoce a las organizaciones de trabajadores el derecho a adoptar sus propias normas, así como el de elegir libremente sus representantes, de organizar su administración y sus actividades, y formular su programa de acción.

Impone como límite dos reelecciones a los directores y demás miembros de los órganos de un sindicato, federaciones, confederaciones y centrales sindicales y las asociaciones de funcionarios.

Explicita como causal de disolución de esas organizaciones la realización de actividades políticas partidistas ajenas del todo a su labor sindical.

Finalmente, se imponen obligaciones de transparencia a ese tipo de organizaciones, señalando expresamente los contenidos mínimos que han de mantenerse a disposición del público, entre los que se encuentran, sus estatutos, los integrantes de sus órganos, sus estados financieros, así como el número de afiliados o las sanciones que se le hubiere aplicado.