Valparaíso

Weather data of this location not found.
Día internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Por María Isabel Muñoz Jaime Jefa de carrera Trabajo Social Universidad Santo Tomás sede Viña del Mar

Día internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Por María Isabel Muñoz Jaime Jefa de carrera Trabajo Social Universidad Santo Tomás sede Viña del Mar

La Asamblea General de las Naciones Unidas declara el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en recuerdo de la muerte de las tres hermanas Mirabal asesinadas en el año 1960 por el dictador Rafael Trujillo en República Dominicana. Es así como la violencia contra las mujeres sin importar su edad, etnia, religión o clase social es definida por las Naciones Unidas como “todo acto de violencia que pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se produce en la vida pública como en la privada”.

Según cifras revisadas en SernamEG, durante el año 2022 se registran 33 femicidios en Chile, el último con fecha de 08 de noviembre de 2022, es decir, en promedio mensualmente mueren tres mujeres a manos de sus parejas o convivientes o por razones de género. Sin embargo, según los registros de la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres se registran en lo que va del año 43 femicidios, cinco de ellos en la Región de Valparaíso, y cinco suicidios femicidas, dos de ellos en la comuna de Viña del Mar, lo que aumenta a un promedio mensual de 4.8 muertes de mujeres producto de la violencia de género.

Es importante no olvidar que la violencia contra las mujeres persiste a nivel a mundial siendo preocupante tener que evidenciar que este tipo de violencia es una violación a los derechos humanos, tal como lo plantea la ONU, porque impide a las mujeres total o parcialmente gozar de sus derechos y libertades. Esto constituye la herencia histórica en las relaciones de poder de desigualdad entre hombres y mujeres, lo que ha detonado en la dominación de las mujeres y la discriminación en su contra por parte de algunos hombres, cosificándonos y subordinándonos.

Finalmente, la filósofa española María Zambrano nos recuerda que la violencia de género es la máxima expresión del poder que los hombres tienen o pretenden mantener sobre las mujeres.  Esto último situado en un machismo instalado que estigmatiza a las mujeres bajo una lógica de inferioridad y discriminación. Por ello es necesario reconocer el propósito de los movimientos feministas y no olvidar que su foco está puesto en la igualdad de género, basada en la justicia, las libertades y los derechos de todas, todos y todes.