Valparaíso

16°C
Clear sky
SLEP Valparaíso reconoce a sus educadoras de párvulos en el marco del quinto aniversario de la educación pública

SLEP Valparaíso reconoce a sus educadoras de párvulos en el marco del quinto aniversario de la educación pública

Como un hecho inédito y que marca el sello que el Servicio Local de Educación Pública de Valparaíso está intentando imprimir, amparado en la política de reactivación “Seamos Comunidad”, fue considerada una emotiva y particular ceremonia en la que el SLEP destacó a una veintena de educadoras de párvulos de la comuna. Tras cinco años del inicio de la nueva educación pública, en manos del Estado, la mirada está puesta en quienes mueven al sistema desde las aulas y eso quedó reflejado en este encuentro.

“Yo tengo 22 años de ejercicio y esta es primera vez que nos reconocen, es maravilloso y una señal del Servicio de empezar bien”, aseguró tras la ceremonia Elizabeth Ibaceta, educadora de la Escuela Alemania. Una profesional que reconoce que su vocación siempre ha sido la educación pública: “Es aquí donde uno puede hacer un aporte a la sociedad: la educación parvularia es la base de la pirámide, nosotros tenemos herramientas para enfrentar niños que estuvieron dos años detrás de una pantalla”.

Desde el sostenedor, la valoración a su trabajo la destacó el Director Ejecutivo (s) del SLEP de Valparaíso, Daslav Mihovilovic: “Son solamente 21 (las premiadas) no porque las otras funcionarias, no lo merezcan, pero queremos en representación de ellas hacer un reconocimiento de la labor que llevan a cabo todas ustedes para tener una educación que nos llena de orgullo”.

Reflexión que complementó el actual subdirector (s) de la Unidad de Apoyo Técnico Pedagógico del SLEP, Níger Leiva, quien aseguró que “a la educación inicial nunca se le ha dado mucho énfasis, pero desde la unidad de apoyo ya estamos trabajando en ello, el fortalecimiento de la educación pública parte de la educación inicial. Tenemos que fortalecer las trayectorias educativas de nuestros territorios y el primer paso para ello es la transición educativa de los niveles menores”.

Emoción en la trayectoria

Una de las trayectorias que más sorprendió en el encuentro, fue la de Raquel Alburquenque, quien fue premiada por llevar tres décadas al frente del servicio público. “Empecé el año 91 en el Reino de Suecia y el 96 llegué a la Escuela Estado de Israel, con alumnos que tuve y que ahora tengo a sus hijos. Es primera vez que me reconocen, es emocionante que nos reconozcan”, contó.

“Los niños de ahora son distintos, van cambiando, nacen con la tecnología y uno tiene que adaptarse y ahora de vuelta de la pandemia igual ha sido difícil, con niños muy nerviosos, que absorben todas las preocupaciones de los papás”, agregó.

Instancia de festejos que se convirtió en un momento especial para una de las autoridades presentes, la jefa provincial de educación, María Alejandra Torres. “Yo hasta fines de abril (de este año) estaba en aula haciendo clases como educadora de párvulos y para mi estar aquí, con mis colegas, es muy especial. Además, que algunas han sido profesoras de mis hijos o colegas, entonces que además sean reconocidas y poder acompañarlas desde esta responsabilidad es maravilloso”, aseguró.

Sobre la oportunidad de ejercer un rol de autoridad, siendo educadora de párvulos, explicó que “es una tremenda responsabilidad, porque durante mucho tiempo se acostumbró que en los cargos de responsabilidad hubiese ingenieros comerciales, abogados, entre otros, y sin querer desmerecerlos, es importante que en educación estemos personas que vengamos del aula, que conocemos lo que pasa en el día a día y que podamos generar políticas educativas desde la mirada del aula”.

Trabajo arduo y de amor

María Paz Herrera, educadora de la Escuela Montedónico, también agradeció “que se hagan este tipo de cosas, porque es importante para todos los profesionales que trabajamos en educación” y aprovechó de entregar una clave para el desarrollo de la educación pública: “Lo principal es trabajar con amor y vocación por nuestros niños, si no, no hay manera”.

Por su parte María Constanza, del Jardín Sauce de Luz, se mostró sorprendida por el encuentro. “La verdad es que generalmente nuestra labor no es reconocida, pero eso ha cambiado este año con el Servicio Local. Da energía a estas alturas del año que valoren la labor que hacemos, día a día, dentro del aula. Nosotras somos la base de la educación, más allá de los aprendizajes entregamos valores, desarrollamos las emociones y somos el primer eslabón de la cadena”.

Victoria Cortez, de la Escuela David Ben Gurión, dijo que “este reconocimiento entrega valor a la educación parvularia como primer nivel del sistema educativo. Estoy convencida que para el fortalecimiento de la educación pública se debe comenzar por valorar y reconocer a la educación parvularia con la importancia que merece”.

Además de valorar la iniciativa de la premiación, destacó su rol en el Comité Comunal de Educadoras: “Como coordinadora, junto a Elizabeth Ibaceta, hemos trabajado para relevar la labor de las educadoras de párvulos y de los niveles de transición de educación parvularia de los establecimientos del Servicio Local, siempre en coordinación con Bárbara San Juan y Solange Fredes, coordinadoras del Nivel desde SLEP”.

Sobre este aspecto, SLEP lleva adelante un poderoso trabajo enfocado en la educación parvularia a través del Comité de Educadoras, instancia en que las y los profesionales de esta área plantean sus inquietudes y sugerencias. “Este es el trabajo que está reconociendo el Servicio, hemos levantado desde el año pasado varias acciones, siempre pensando en los niños”, agregó Elizabeth Ibaceta.

La premiadas de la jornada fueron: Ornella Parra (Juan Wacquez Mourfin), Paula Verdugo (Jorge Alessandri), Ángela Aguilera (República del Uruguay), Loreto Oliva (Eleuterio Ramírez) y Raquel Alburquenque (Estado de Israel), como destacadas del Comité de Educación Parvularia; Jessica Zúñiga (Escuela Grecia), Jenny Tassara (Escuela Grecia) y Tahira Soto (Escuela Grecia), como parte del Proyecto Aulas Colaborativas; Raquel Alburquenque (Estado de Israel), Cecilia Arriagada (Hernán Olguín), María Isabel Hermosilla (Liceo María Franck) y Valeria Aguilar (Jardín Florida), por sus años de trayectoria; Viviana Inagorri (Jardín Acuarelas Porteñas), Milka Álvarez (Jardín Pequeños Pasos) y Joselyn González (Jardín Tortuguitas), destacadas por Asociación; María Constanza Sepúlveda (Sauce de Luz), destacada por la comunidad; Nicole Lara (Gaspar Cabrales), Ingrid Salgado (Joaquín Edwards Bello), Lidia Seeman (Rep. De El Salvador) y María Paz Herrera (Esc. Montedónico), destacadas por Evaluación Docente; y finalmente María Elizabeth Ibaceta (Esc. Alemania) y Victoria Cortez (David Ben Gurión), destacadas por el Servicio Local.