+27
°
C
+31°
+16°
Valparaíso
Jueves, 15
Previsión para 7 días
A Sala del Senado reforma que permite a FF.AA resguardar infraestructura crítica

A Sala del Senado reforma que permite a FF.AA resguardar infraestructura crítica

El proyecto también permite facultar al Presidente para utilizar una atribución de manera extraordinaria para el resguardo de determinadas áreas de las zonas fronterizas del país, de manera temporal y espacialmente limitada, y con atribuciones y deberes específicos.

Un contundente respaldo tuvo en la Comisión de Constitución el proyecto de reforma constitucional que permite la protección de infraestructura crítica por parte de las Fuerzas Armadas, en caso de peligro grave o inminente. Ello, luego que la instancia aprobara por unanimidad la iniciativa en general y en particular, dejándola así en condiciones de ser votada por la Sala este miércoles.

El apoyo transversal se debió a que el proyecto fue trabajado conjuntamente por los senadores y el Ejecutivo que recogió varias propuestas de los parlamentarios a través de indicaciones.

En lo fundamental, la iniciativa permite al Presidente de la República, disponer mediante decreto supremo fundado, suscrito por los Ministros del Interior y Seguridad Pública, y de Defensa Nacional, que las Fuerzas Armadas se hagan cargo de la protección de la infraestructura crítica del país cuando exista peligro grave o inminente a su respecto, determinando la infraestructura crítica que debe ser protegida.

Asimismo, esboza lo que se entenderá por infraestructura crítica, señalando que «comprende el conjunto de instalaciones, sistemas físicos o servicios esenciales y de utilidad pública, así como aquellos cuya afectación cause un grave daño a la salud o al abastecimiento de la población, a la actividad económica esencial, al medioambiente o a la seguridad del país».

Agrega que se entenderá por este concepto «la infraestructura indispensable para la generación, almacenamiento y distribución de los servicios e insumos básicos para la población, tales como energía, agua o telecomunicaciones; la relativa a la conexión vial, aérea, terrestre, marítima, portuaria o ferroviaria, y la correspondiente a servicios de utilidad pública, como los sistemas de asistencia sanitaria o de salud».

Uno de los aspectos en que innova la iniciativa es que dispone que será una ley y no esta reforma constitucional, la que regulará las obligaciones a las que estarán sometidos los organismos públicos y entidades privadas a cargo de la infraestructura crítica del país, así como los criterios específicos».

PROPORCIONALIDAD

Además se propone que el Presidente designará un jefe de las fuerzas con funciones acotadas, teniendo la responsabilidad del resguardo del orden público en las áreas determinadas, de acuerdo con las instrucciones que establezca el Ministerio del Interior y Seguridad Pública en el decreto supremo respectivo.

La reforma también precisa el resguardo de los derechos consagrados en la Constitución y tratados internacionales, señalando que el ejercicio de la atribución podrá enmarcarse en el ejercicio de las facultades de resguardo del orden público y emanarán de las atribuciones que la ley les otorgue a las fuerzas para ejecutar la medida, procediendo exclusivamente dentro de los límites territoriales de protección de la infraestructura crítica que se fijen, sujeta a los procedimientos establecidos en la legalidad vigente y en las reglas de uso de la fuerza que se fijen al efecto garantizando el principio de proporcionalidad del uso de la fuerza en el cumplimiento del deber.

Respecto del plazo de duración de esta medida, se propone que se puede extender por un máximo de 90 días, sin perjuicio de que pueda prorrogarse por iguales períodos con acuerdo del Congreso Nacional, mientras persista el peligro grave o inminente. Además, el Presidente de la República deberá informar al Congreso al término de cada periodo, de las medidas adoptadas y de los efectos o consecuencias de la ejecución de esta atribución.

Finalmente se dispone que estas atribuciones podrán utilizarse para el resguardo de áreas de las zonas fronterizas del país, de acuerdo a las instrucciones contenidas en el decreto supremo que se dicte en conformidad con la ley.

En tal sentido, se precisa que dichas normas solo podrán otorgar a las fuerzas armadas atribuciones para el control de identidad y registro en las áreas de las zonas fronterizas delimitadas por el correspondiente decreto supremo y detención para el solo efecto de poner a disposición de las policías.

REACCIONES

Senador Francisco Chahuán tras aprobación en Comisión de Constitución de proyecto que resguarda la infraestructura crítica, el que será votado mañana en sala del Senado: “Hemos dado un paso decisivo para la protección de la infraestructura crítica porque facultar al Presidente de la República para disponer que el Ejército pueda resguardar las fronteras y la infraestructura crítica de nuestro país es fundamental y dice relación con los temas que ya hemos planteado: la inmigración ilegal y cómo somos capaces de cautelar esta estructura.”

“Gracias a esta iniciativa transversal, el Presidente de la República, va a tener las facultades para resguardar la infraestructura crítica y evitar que situaciones como las ocurridas el 18 de octubre de 2019 y los días posteriores se repitan o, a lo menos, se podrán resguardar a través del despliegue de las fuerzas militares. “Quiero emplazar a la propia coalición de gobierno y a los sectores que desconfían de la entrega de atribuciones a las Fuerzas Armadas a que respalden esta iniciativa mañana en la sala del Senado y la próxima semana en la Cámara de Diputados, de manera que se convierta en ley de la República y se disponga de esta nueva herramienta”, agregó.

Sobre la posibilidad de que un cambio de gabinete ayude a superar esta crisis: “Depende de la dirección en que se hiciera el cambio. Si fuera hacia el sector de su coalición que votará en contra del proyecto de infraestructura crítica –porque están los que no creen en estos temas, ni que haya que entregar más facultades a las Fuerzas Armadas- y tiene resistencia en los temas de seguridad, estamos en un problema».

“El tema de fondo es el liderazgo presidencial. El Presidente debe actuar con menos imprudencia institucional y más en el tono de lo que los chilenos están pidiendo: seguridad, acceso a la salud, dignidad, acompañamiento en temas de crisis y empatizar con las personas que lo están pasando mal”, concluyó.