+27
°
C
+31°
+16°
Valparaíso
Jueves, 15
Previsión para 7 días
Diputada Camila Rojas destacó el avance en la Cámara por proyecto de ley de anticonceptivos fallidos

Diputada Camila Rojas destacó el avance en la Cámara por proyecto de ley de anticonceptivos fallidos

El proyecto busca la justa reparación que merecen las mujeres víctimas de laboratorios por los medicamentos defectuosos en los que confiaron.

Con 74 votos a favor, 48 en contra y 16 abstenciones, fue aprobado el proyecto de ley de anticonceptivos fallidos en la Cámara de Diputados y Diputadas. Tras este avance, la iniciativa vuelve a comisión para discutir en particular las indicaciones.

La diputada Camila Rojas (Comunes), destacó el proyecto señalando que “en el 2020 más de 140 mujeres denunciaron haber tenido embarazos no planificados producto de anticonceptivos fallidos. Por este grave error se multó a dos Laboratorios, sin que se entregara reparación, indemnización o respuesta de ningún tipo a esas mujeres que se vieron obligadas a llevar adelante un embarazo, pese a que estaban tomando acciones justamente para evitarlo”.

La parlamentaria enfatizó que “lo que busca este proyecto es hacerse cargo de la justa reparación que merecen las mujeres víctimas de laboratorios por los anticonceptivos defectuosos en los que confiaron, como confiamos diariamente en cientos de medicamentos. Agradecemos al congreso la aprobación en general, esperamos que este proyecto siga avanzando por el bienestar y reparación de las mujeres”.

Además agregó que “los graves y permanentes perjuicios generados a mujeres que tuvieron que cambiar su plan de vida producto de embarazos no planificados, por estas impresentables negligencias de los laboratorios, no pueden ser tratados como un conflicto más entre privados. No se trata de una persona que reclama una indemnización por un choque automovilístico. No se trata de una persona que no le pagó a otra lo que le debía. Se trata de mujeres, privadas de su derecho a decidir sobre su propio cuerpo, que confiaron, porque no pueden sino confiar, en la calidad de los productos farmacéuticos que provienen de gigantescos y multimillonarios laboratorios, y que deben ser certificados por el Estado”.