Buscar
La importancia de los programas de financiamiento para las startups. Por Francisco Paredes, director de estrategias de negocios de Altum Lab

La importancia de los programas de financiamiento para las startups. Por Francisco Paredes, director de estrategias de negocios de Altum Lab

Muchas son las empresas que han pasado por programas de apoyo de gobierno, donde reciben financiamiento equity-free (sin ceder participación en la propiedad) para mejorar el producto, servicio o modelo que tiene el emprendimiento. Las iniciativas gubernamentales no siempre son vistas con los mejores ojos por los contribuyentes, que dudan si realmente se está utilizando de manera idónea los recursos públicos.

En la otra vereda, nos encontramos con el Venture Capital, donde la inversión privada en este tipo de emprendimientos tiene como fin principal obtener beneficio económico para los inversores.

En ambos tipos de programas, con la inyección de capital e idealmente de conocimiento, se espera un crecimiento exponencial de la startup, pero varias veces ocurre que no son seleccionados proyectos con ideas que parecieran ser disruptivas.

¿Por qué mi startup no quedó seleccionada?

Una buena idea no basta para que un emprendimiento sea exitoso y muchas de estas empresas no son seleccionadas porque carecen de características clave que permitan su crecimiento. Esto es precisamente la causa de que un programa sea exitoso o no, si la empresa no crece, no genera empleo ni contribuye con impuestos. No esperes ser seleccionado solo por tener una buena idea, debes respaldarla con una estructura que permita implementar y convertirla en un modelo de negocio sostenible.

La selección de los emprendimientos no es una tarea fácil. Miles de empresas se postulan todos los años a los diferentes programas, es una tarea agotadora, que parece interminable. Sin embargo, este proceso es fundamental para proyectar qué emprendimientos tienen mayor probabilidad de éxito, donde se evalúa no solo la idea, sino el equipo, dedicación, experiencia, modelo de negocio y contexto donde se desarrolla, además del alcance, el mercado y la competencia. Todo este mix de atributos son los que se toman en cuenta para seleccionar, siendo el principal problema de los programas que no han tenido la misma repercusión, pues al elegir emprendimientos que no consideran estas características, disminuye el impacto y queda totalmente expuesta la continuidad del programa.

Resultados a largo plazo

Varias iniciativas de gobierno para potenciar el ecosistema de emprendimiento han sido descontinuadas, ya sea porque no se vieron resultados a corto plazo, o simplemente por cambios de turno en el gobierno. Es fundamental que estos programas sean una política de estado a largo plazo y que no sean interrumpidas por diferencias políticas, esto ha permitido que países con un gran desarrollo del ecosistema se mantengan como líderes en la generación de emprendimientos con impacto.

Pensar en obtener resultados a corto plazo solo ocurre excepcionalmente y los esfuerzos deben concentrarse en mejorar la evaluación, asesoría y acompañamiento que se da a las startups a medida que se le adjudican recursos.

El financiamiento es para todas las startups, y es una de las barreras más importantes en el proceso de crecimiento, pero no la única. No son necesariamente expertos en el desarrollo de negocios. Sus equipos – si bien pueden ser expertos en la solución – necesitan muchas veces darle forma al modelo de negocios y pensar que una empresa se volverá sostenible en el tiempo solo por el producto, sin generar ingresos, no es viable. Muchas empresas postulan y adquieren una y otra vez financiamiento sin obtener resultados tangibles, pensando que potenciar el producto es lo único importante.

En esto, muchos programas están al debe, incluso fondos de inversión que esperan crecimientos exponenciales solo entregando financiamiento. No basta simplemente con entregar capital, sino existe un real compromiso de abrir redes de contacto que generen nuevos negocios y valor agregado a la startup donde están invirtiendo. Los programas que sean capaces de ofrecer un mix entre financiamiento y un real apoyo al desarrollo del negocio son seguramente la mejor opción para los emprendedores y para la continuidad de estos programas.

noticias relacionadas

El agua: ya no es infinita o ¿El agua justifica los medios? Por Alan Fox Igualt, académico de Campus Creativo, UNAB S...
Mujeres y Fútbol: pasión que dejó de ser platónica. Por Dra. Paula Ortiz Marholz, Directora Académica Instituto del D...
¿Qué sabemos del Virus Respiratorio Sincicial? Por Alejandra Soto Labra, Directora carrera Tecnología Médica Univers...
En alabanza de los gusanos. Por Dr. Matthew Lee, Investigador centro i-mar Universidad de Los Lagos

Súmate a nuestra multiplataforma con las señales en vivo