Buscar
Logística aérea: impulsando la industria frutícola chilena

Logística aérea: impulsando la industria frutícola chilena

La industria logística ha experimentado innumerables disrupciones en los últimos años. Una pandemia, una guerra y una economía mundial volátil fueron la fuente más reciente de convulsión en las cadenas de suministro, generando así un incremento de los atascos en puertos y aumento de precios en los fletes marítimos. Una realidad que golpeó por un tiempo al sector, pero que desde la temporada 2021-2022 está resurgiendo.

La nueva temporada frutícola de Chile inició en noviembre de 2022 con grandes expectativas en la exportación. De acuerdo con información publicada por la Aduana de Chile desde enero hasta julio de 2023 se exportaron 4.997,7 millones de US$ FOB en frutas y frutos, lo que representó una variación de 4,8% entre el mismo periodo de 2022.

Estos niveles abren una gran oportunidad para una vía de transporte poco utilizada en temporadas anteriores: la aérea. Y es que para dar respuesta al creciente comercio y la alta demanda de consumidores que esperan un suministro constante de fruta fresca, es fundamental la velocidad, flexibilidad y contar con cadenas de frío seguras.

“La logística alimentaria no es muy conocida fuera del sector. Estos pasos detrás de escena son vitales para garantizar la calidad, la seguridad y la trazabilidad en un suministro mundial de alimentos. Los alimentos viajan, generalmente, muchas millas para llegar al consumidor final por lo que toda la cadena debe funcionar correctamente, siendo un ejemplo claro la cadena de frío que para productos perecederos y alimentos sensibles debe oscilar entre -30 °C hasta +30 °C, dependiendo del producto”, asegura Jaime Dacaret, gerente general de DHL Express Chile.

Asimismo, el ejecutivo asegura que una de las razones por las que la industria está optando por la logística exprés para transportar productos frescos se relaciona no solo a las características geográficas y climáticas de una región específica, sino también a los tiempos de traslado. “Al ser productos perecederos, algunos requieren entregas más expeditas y rápidas, allí es donde el transporte aéreo viene a ser un aliado. Mientras que un barco desde Chile a China puede demorar alrededor de 27 días, dependiendo del puerto y destino, mientras que en avión solo tarda entre 3 y 4”.

Exportación con sello chileno

Se estima que el sector agroalimentario chileno aporta al PIB alrededor del 4,7% y genera aproximadamente 368.316 empleos directos en el país. Según datos de ProChile, la exportación de esta industria alcanza cifras importantes con alrededor de 970 productos diferentes, que van a más de 170 destinos.

Asimismo, información entregada por el Ministerio de Agricultura asegura que el país exportó 2.647.532 toneladas de frutas frescas en la temporada pasada, con destinos como Estados Unidos, Asia, Latinoamérica y Europa, siendo las principales especies y frutas exportadas las uvas de mesa, manzanas, cerezas, ciruelas y kiwis.

“Este es un sector muy dinámico. Uvas, manzanas y cerezas han posicionado a Chile como un país exportador gracias a la calidad y variedad. Nuestras frutas y semillas hoy se encuentran presentes en distintos países, siendo Estados Unidos, Francia, Holanda, Alemania e Italia los destinos de exportación express que encabezan la lista”, enfatiza Dacaret.

Productos frescos con entrega sustentable

Existe una demanda cada vez mayor no solo por productos frescos y orgánicos, sino también sustentables en cuanto a su proceso y cadena de suministro. Hoy el cuidado con el medio ambiente es el desde y puede influir en la exportación e importación de empresas y países.

“Una de las primeras consideraciones que debemos tomar en cuenta es que estamos frente a clientes más conscientes de lo que consumen y de lo que hacen las empresas para reducir el impacto en el medio ambiente. Esto hace que las compañías inviertan en métodos innovadores que aporten en este reto de ser cada vez más sustentables”, señala el ejecutivo.

Es así como, para responder a este desafío, las empresas logísticas han creado estrategias y soluciones alternativas para preservar el entorno y ser respetuosos con el medio ambiente.

“En el caso de las cadenas de suministros, actualmente vemos un crecimiento tanto en la implementación de autos y camiones eléctricos, en especial en la última milla, como en combustibles de aviación sostenible y aeronaves más eficientes o hasta 100% eléctricas. Si bien la necesidad en el campo logístico es ofrecer un mejor servicio, rápido y de calidad, también es importante que esto sea justo con el medio ambiente. Esto lo fomentamos a través de GoGreen Carbono Neutral, donde ofrecemos a los clientes calcular las emisiones anuales de carbono de sus envíos y compensarlas a través de programas ambientales certificados”, concluye Dacaret.

noticias relacionadas

Dirigente pyme de la Región de Valparaíso expone situación de microempresas ante la UE
¿Eres emprendedor o emprendedora? Esta plataforma te entrega herramientas para impulsar tu negocio
Chile prevé una expectativa de contratación moderada para el próximo trimestre
TPS inicia programa orientado en el desarrollo de sus proveedores permanentes

Súmate a nuestra multiplataforma con las señales en vivo