Buscar
Presidente Boric realizó Cadena Nacional por aprobación de Presupuesto 2024: «los recursos del Estado son para atender las necesidades de las personas y no para el provecho personal de algunos»

Presidente Boric realizó Cadena Nacional por aprobación de Presupuesto 2024: «los recursos del Estado son para atender las necesidades de las personas y no para el provecho personal de algunos»

A las 21 horas de este miércoles y desde el Palacio de La Moneda, el Mandatario se refirió a la aprobación del Congreso Nacional.

El Presidente de la República, Gabriel Boric Font, realizó una Cadena Nacional donde se refirió a la aprobación del Presupuesto del próximo año.

A continuación sus palabras: 

Chilenas y chilenos, muy buenas noches.

Me dirijo a ustedes para compartirles una buena noticia. Ayer, el Congreso Nacional aprobó el Presupuesto de la Nación para el 2024 que asigna los recursos para enfrentar los desafíos que tenemos como país durante el próximo año. Estos desafíos responden a las urgencias de los ciudadanos chilenos a lo largo de todo nuestro país.

Quiero saludar al Congreso porque, a pesar de las dificultades, hicimos todos los esfuerzos hasta el último minuto para poder aprobar y sacar adelante este presupuesto. La discusión no fue fácil, lo que es de esperar cuando estamos hablando de temas tan sensibles para cada familia chilena. Pero más allá de las legítimas diferencias ha primado el interés superior de la patria y un espíritu de unidad nacional de la gran mayoría del Congreso Nacional. Y es que cuando el Parlamento, el Gobierno y los partidos se ponen de acuerdo, esto tiene un efecto directo en la vida de las personas y la política cobra mucho más sentido. Cuando nos unimos tras un propósito común, Chile avanza.

Es eso justamente lo que los chilenos y las chilenas quieren: más acción y unidad para ver cambios positivos concretos en su vida diaria como poder transitar seguros por sus barrios, con más justicia, más oportunidades y una mejor calidad de vida. Y este presupuesto entrega justamente más recursos para la seguridad pública, para la reactivación económica, para la salud, el deporte, la cultura y la educación. Eso es lo que nos piden las familias trabajadoras.

Por ello, el próximo año vamos a aumentar el gasto público en un 3,5% sin retroceder en nuestro compromiso de mantener las cuentas fiscales en orden. Así, seguiremos apoyando a las familias y llegando como Estado donde más se necesita, a la vez que seguimos bajando la inflación y pavimentamos el camino a la recuperación del crecimiento económico que tendremos en 2024.

Quiero ser enfático en una cosa, los recursos del Estado son para atender las necesidades de las personas y no para el provecho personal de algunos, por lo que seguiremos profundizando las medidas para combatir con fuerza cualquier atisbo de corrupción, tal como nos recomendara la Comisión Jaraquemada. Y este presupuesto da un paso importante en este sentido, con más de mil modificaciones para así elevar los estándares de probidad y transparencia.

Pero, seguro en sus casas, se estarán preguntando ¿cómo esto me ayuda a mejorar mi calidad de vida y la de mi entorno?

Veamos. El Presupuesto del 2024 crece un 5,7% en materia de seguridad. Este es el mayor aumento de los últimos ocho años, aumento que nos permitirá seguir mejorando la seguridad en las calles y barrios, garantizar el orden público, combatir el crimen organizado y el narcotráfico y recuperar los espacios públicos para las familias. Son hechos y no palabras para combatir con firmeza la delincuencia.

Con estos recursos, por ejemplo, vamos a adquirir más de 1.000 nuevos vehículos policiales como ya lo hicimos en Yumbel, en La Florida o en Curepto, entre muchas otras comunas a lo largo de Chile. Reforzaremos el Plan Calle Sin Violencia que nos ha dado buenos resultados en comunas como Estación Central, Iquique o Cartagena, donde hemos disminuido en un 50% la tasa de homicidios. También, seguiremos firmes con el Plan Nacional Contra el Crimen Organizado, en conjunto con Carabineros, la PDI, Aduanas y todos los actores involucrados en la lucha contra estas nuevas formas de delito.

Sabemos que ustedes, las y los chilenos demandan justicia y que esta sea oportuna e igualitaria. Por ello, quiero agradecerle al Congreso de la aprobación de la partida que permite asegurar la persecución y sanción a quienes infrinjan la ley, pues aumenta en un 4,5% el presupuesto para el Ministerio Público. Esto va a permitir, entre otras cosas, abrir nuevas sedes de la Fiscalía en Colchane, en San Pedro de Atacama o en Puerto Williams.

También hemos puesto énfasis, en conjunto con el Congreso, en una nueva Defensoría de Víctimas que se estará tramitando a la brevedad en el Congreso Nacional.

Junto a ello, hemos alcanzado también acuerdos importantes que permitirán al Servicio Nacional de Migraciones ejecutar hasta dos mil expulsiones administrativas y judiciales durante el 2024. Esto implica un compromiso de financiar casi el doble de lo que originalmente presupuestaba y estoy trabajando personalmente por apurar el tranco en echar del país a aquellos que hayan venido a delinquir. Delincuentes, lanzas, pandilleros y narcos, les hablo directamente: no son bienvenidos en Chile, los vamos a perseguir y los vamos a echar.

Y es que sé que la seguridad es la principal preocupación de nuestros ciudadanos. Les quiero decir, con mucha convicción, que no voy a dar pie atrás en combatir de manera firme la delincuencia en todas sus dimensiones. Junto a Carabineros, junto a la PDI, junto a la Policía Marítima no descansaremos en esta tarea. Seguiremos instalando juegos y plazas donde ayer había narco- mausoleos, perseguiremos por cielo, mar y tierra a quien crea que pueda secuestrar a un compatriota o intimidar a la familia con un robo violento. No permitiremos la impunidad para quienes defrauden la confianza de los chilenos, robando plata que es de todos o realizando delitos de cuello y corbata.

También como Gobierno hemos estado trabajando con mucha responsabilidad para superar la compleja situación económica que heredamos de la pandemia, sin dejar, por ello, de ayudar a las familias que sabemos lo necesitan. Podemos decir que este trabajo comienza a dar sus frutos. En el 2024 Chile volverá a crecer.

Tuvimos buenas noticias, por ejemplo, con la reducción de la pobreza a sus mínimos históricos, logramos también bajar la inflación que tanto afecta a los bolsillos de las familias a un 5% anual y el próximo año esperamos estar en torno al 3%, lejos del 14,1% al que llegamos el año pasado.

Pero estas buenas cifras no son para conformarse porque tengo absolutamente claro que hay muchos chilenos y chilenas a quienes les sigue costando mucho llegar a fin de mes y más aún si es que sufren cualquier emergencia inesperada. Trabajaremos sin descanso para que estos grandes resultados sean percibidos en sus casas, lleguen a su economía familiar y mejoren concretamente la vida de trabajadores y trabajadoras. Cuentan con nosotros para ello.

Con el crecimiento económico y la inversión pública que considera este Presupuesto, se crearán más de 100.000 nuevos empleos formales en el 2024. Para ello la iniciativa de inversión de Obras Públicas crece en un 10,2% respecto al 2023 e invertiremos más de 2 mil millones en licitaciones y relicitaciones de proyecto.

Quiero anunciar que convocaré a un gabinete preocupado específicamente del crecimiento el 2024, que trabaje coordinadamente para acelerar y monitorear la inversión privada y pública y la generación de nuevos empleos en nuestro país, destrabando de esta manera los problemas y dinamizando la economía. Aquí tengo un resumen, por ejemplo, de los 21 hospitales que están en proceso de construcción a lo largo y ancho de Chile. Cada uno tiene algún tipo de problema, alguna traba que ha dificultado que lo saquemos adelante. Voy a estar personalmente encima para que las obras públicas partan por el Estado, pero además apuntalen a la inversión privada. Porque juntos, no me cabe ninguna duda, vamos a recuperar el crecimiento, el empleo y con eso la economía de los chilenos y chilenas.

Y es que necesitamos crecer más y que ese crecimiento llegue a ustedes, a las familias chilenas. Porque cada obra, cada hospital, cada consultorio, carretera, camino vecinal, cada proyecto minero de hidrógeno verde significan nuevos puestos de trabajo para Chile y, de esa manera, son miles los hogares que podrán sentir la anhelada reactivación económica en el seno de sus hogares.

Así como hemos sido capaces de derrotar la inflación, también nos vamos a aplicar en la creación de empleo en este 2024.

Seguiremos avanzando con medidas para la seguridad económica como el alza del sueldo mínimo a $500 mil en julio del 2024 y la extensión del Bolsillo Familiar Electrónico que ya ha ayudado acerca de 3 millones de personas. Por lo mismo, lo vamos a extender hasta abril del próximo año.

Estas son políticas públicas concretas que ayudan a las familias a llegar mejor a fin de mes, familias que salen adelante con muchísimo empuje, como la de Pati, Vero y sus hijas, a quienes visité hace poquito en el Barrio Longitudinal en Maipú, o el grupo Relmu Witral formado por mujeres tejedoras de Tirúa, con las que me reuní, en su comuna, a fines de octubre y que, como están dedicadas a labores de cuidado, necesitan del apoyo del Estado para salir adelante.

A ellas, a ellos, a ustedes nos debemos y con su bienestar en mente trabajaremos para mejorar la economía y la protección social.

Estimadas y estimados:

El presupuesto en salud también aumenta y lo hace en 8,1% para mejorar la atención a todas y todos ustedes, en hospitales y consultorios, continuando con la línea del Copago Cero que ha asegurado la gratuidad en el Sistema Público de Salud. Ésta es la mayor alza en la historia de este Ministerio, con más de un billón de pesos adicionales.

Con estos recursos pondremos en marcha 6 nuevos hospitales en Alto Hospicio, Casa Blanca, Curicó, Villarrica, Lonquimay y Quellón, que se suman a los que ya iniciaron operaciones este año en San Antonio, Huasco y el de Maquehue que se inaugurará mañana.

Vamos a inyectar, además, $210 mil millones a la Atención Primaria de Salud, los Cesfam y los consultorios. Dispondremos de más de $9.200 millones para implementar la Ley TEA que sabemos, porque me lo han dicho ustedes mismos, que es tan importante para las familias con un hijo o hija dentro del espectro autista. Habilitaremos 4 nuevos Centros de Salud Mental Comunitarios en Cauquenes, en Chiguayante, en Quilpué y en Punta Arenas, y realizaremos cerca de 48 mil cirugías para reducir las listas de espera. Además, hemos incluido una indicación que asegurará que el personal de salud, que arriesgó su vida y aportó tanto al país durante la pandemia, va a tener prioridad para ocupar los nuevos puestos de trabajo que se creen o los que queden vacantes.

Durante la discusión presupuestaria acordamos también el envío y la tramitación urgente de una serie de proyectos. Por ejemplo, la Ley de Salud Mental Integral porque sabemos que la salud mental importa; el Seguro de Clase Media Protegida; y las mejoras al financiamiento de la Ley Ricarte Soto.

Al igual que en salud, avanzamos junto al Congreso en una serie de medidas para poder asegurar una educación de calidad para los niños y jóvenes de Chile. No fue fácil, pero llegamos a un buen acuerdo porque compartimos la misma preocupación por nuestros niños, niñas y jóvenes, y el complejo escenario que dejó la postpandemia.

La educación es una prioridad para este Gobierno y sé que también para ustedes, para cada familia chilena. El presupuesto en esta materia va a crecer en un 4,2%, lo que nos permitirá seguir avanzando en la puesta en marcha de 36 nuevos jardines infantiles; aumentar la beca BAES que, como recordarán, cuando llegamos al Gobierno, no se había reajustado hace más de 10 años —más conocida como la “Juna”— para poder llegar a los $45 mil mensuales. Vamos a ampliar la gratuidad en educación superior y mejorar el programa de alimentación escolar y el de transporte escolar rural.

Hemos puesto atención a los desafíos que enfrentan los Servicios Locales de Educación. A raíz de la experiencia de los colegios y escuelas que ya forman parte de este nuevo sistema, hemos acordado con todas las fuerzas políticas evaluar y mejorar el proceso de traspaso desde las municipalidades hacia los servicios locales. Lo que ha sucedido en Atacama es grave y así lo entiendo. Más allá de las culpas pasadas, hoy es nuestra responsabilidad velar día y noche por mejorar la educación de nuestro país. Me la voy a jugar personalmente por ello.

Como no mencionar otro hecho destacado en el Presupuesto 2024, el aumento histórico de un 20% de los recursos para desarrollar el Sistema Nacional e Integral de Cuidados, para que no sean sólo las mujeres las que tengan que hacerse cargo de esta tarea que es esencial en la sociedad. Son recursos para el cuidado de los adultos mayores y personas con discapacidad, para aumentar el financiamiento de las residencias públicas y privadas, para crear centros diurnos y programas domiciliarios de cuidados, entre otras iniciativas.

Podemos decir con orgullo que este es un avance porque con este presupuesto reconocemos los cuidados como un trabajo y un derecho. Así, también, podemos cuidar a quienes cuidan que son en Chile, principalmente, mujeres que sostienen al país con un trabajo que ha sido invisibilizado y no reconocido durante demasiado tiempo. Miren a su lado en sus casas, en sus familias, ¿cuántas mujeres han cuidado a un niño, a una persona enferma o una persona mayor? Tenemos que reconocerlas.

De igual forma, nos estamos preparando para enfrentar otro desafío grande que tenemos como sociedad en el marco de la crisis climática, enfrentar los incendios y las inundaciones que serán desgraciadamente cada vez más frecuentes producto de esta crisis. Sabemos que este año, en particular, va a ser especialmente difícil por lo caluroso. Este presupuesto aumenta en casi un 30% los recursos para prevenir y combatir los incendios forestales. También estamos incrementando los fondos para fortalecer los Centros de Alerta Temprana del Senapred y para licitar un sistema de alerta temprana de tsunamis. En Chile sabemos lo que son los desastres, pero también sabemos ponernos de pie.

La tramitación de esta ley, estimados y estimadas, muestra lo importante que es construir acuerdos para alcanzar un Chile mejor que alcance para todos y para todas. Además, refleja que, pese a las disputas del día a día, hay múltiples puntos de convergencia posible entre el Gobierno y el Congreso, y, sobre todo, en la sociedad. Es posible ceder y alcanzar acuerdos en favor de Chile.

El Presupuesto 2024 es un avance en muchos temas, pero todavía tenemos tareas pendientes como, por ejemplo, pagar mejores pensiones, que sólo se podrán resolver si hacemos un esfuerzo especial para obtener nuevos recursos permanentes, con más crecimiento y una mejor distribución de la riqueza que entre todos generamos. De eso se trata el Pacto Fiscal con un nuevo énfasis en el crecimiento que hemos propuesto desde el Gobierno.

Por ello, los llamo a concentrarnos con optimismo en el 2024, en resolver los problemas más inmediatos y urgentes de los chilenos y chilenas. No nos distraigamos en debates cortoplacistas, en peleas y concentrémonos exclusivamente en alcanzar acuerdos en los temas que a ustedes les importan, seguridad, salud, pensiones, crecimiento, inversión, empleo. Eso es lo que la sociedad nos está demandando día a día, resultados y no promesas acuerdos; acuerdos y no peleas.

Compatriotas:

Mi compromiso es trabajar sin pausa en promover el crecimiento económico y el empleo para construir un país más justo donde la vida sea más segura y el bienestar alcance para todas y todos. Es una forma de construir una sociedad que sea más cohesionada en donde nos miremos con orgullo y con alegría, y avancemos juntos, sin dejar a nadie atrás, al desarrollo.

Este presupuesto y los acuerdos que están en el horizonte nos permiten visualizar un mejor 2024. Ya no hay espacio para rencillas menores, es tiempo para poner a Chile delante de cualquier diferencia. Recojamos, para ello, la hermosa experiencia, los valores y las enseñanzas que nos han dejado los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos de Santiago 2023. Renovemos las esperanzas en Chile porque cuando actuamos unidos podemos soñar en grande y lograr todo lo que nos proponemos, por difícil que sea.

En ese horizonte, con la aprobación de este Presupuesto 2024, podemos decir juntos, con orgullo, decir que Chile avanza y Chile avanza contigo.

Muchas gracias y muy buenas noches.

noticias relacionadas

Extranjero detenido por cohecho y conducción bajo la influencia del alcohol
Grupo de Socialistas se reúne con Hassler y llaman a la unidad para afrontar elecciones
Ley Marco de Ciberseguridad: Una política pública necesaria
En casi 300% aumentaron las infracciones por consumo y venta de alcohol en las playas del litoral norte de la región ...

Súmate a nuestra multiplataforma con las señales en vivo