Buscar
Desafíos energéticos de la IA Generativa en Data Centers. Por Mario Velázquez, presidente de Schneider Electric para el Clúster Andino Sur

Desafíos energéticos de la IA Generativa en Data Centers. Por Mario Velázquez, presidente de Schneider Electric para el Clúster Andino Sur

La inteligencia artificial generativa está redefiniendo la forma en que diseñamos y operamos los centros de datos. Dichos centros neurálgicos enfrentan desafíos importantes al adaptarse a modelos cada vez más complejos y demandantes en recursos computacionales. Pero ¿este cambio de paradigma está satisfaciendo las necesidades del presente sin comprometer el futuro?

A medida que los algoritmos se hacen más sofisticados, la demanda energética de los computadores aumenta para entrenar y ejecutar esos nuevos modelos, una presión que se ve acelerada por el auge de la IA Generativa. Según la International Energy Agency (IEA), los centros de datos y las redes de transmisión son los responsables del 1% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero relacionadas con la energía.

En ese sentido, la IA generativa resulta un buen aliado para mantener y reducir dichas emisiones debido a su habilidad transformadora de potenciar la toma de decisiones, la agilidad y la descarbonización inteligentes. Este avance solo cobra sentido si se acompaña de un diseño y tecnología que promueva infraestructuras de datos más eficientes desde el punto de vista energético, integrando fuentes renovables y estrategias de refrigeración más eficaces. Medidas que deben ser exigidas a los proveedores, por ejemplo, solicitar que la energía provenda de fuentes renovables no convencionales.

Por su parte, la arquitectura de los data centers también está evolucionando para acomodar las necesidades únicas de la IA generativa. Los requerimientos de almacenamiento y velocidad de acceso a datos masivos imponen desafíos de diseño. La tendencia hacia la informática distribuida y el edge computing busca descentralizar parte del procesamiento, reduciendo la latencia y la carga sobre los data centers centrales. Este enfoque descentralizado no solo mejora la eficiencia operativa, sino que también puede reducir el consumo de energía al minimizar las transferencias de datos a larga distancia.

Considerando que la industria de los data centers en Latinoamérica se encuentra entre los mercados de mayor crecimiento -esperando una valorización de US$2.320 millones para el 2029- el desafío radica en mantener la innovación sin comprometer la sostenibilidad.  Al invertir en soluciones energéticas avanzadas, diseño eficiente y colaboración multidisciplinaria, podemos pavimentar el camino hacia un futuro donde la inteligencia artificial y el cuidado del medio ambiente no sean mutuamente excluyentes, sino complementarios para un futuro eléctrico sostenible y digitalizado para las nuevas generaciones.

noticias relacionadas

Ataque cerebrovascular: una amenaza creciente. Por Katherine Pincheira Académica Carrera de Enfermería, UDLA, Sede Co...
Salud mental en personas en situación de discapacidad intelectual frente a emergencias. Por Javier Bustos Zaror, Psic...
Vacaciones de invierno: consejos para regular el uso de pantallas. Por Vanessa Lazo, jefa de carrera Técnico Agrícol...
Bosques de algas pardas en amenaza. Por Bernardo R. Broitman, profesor de la Facultad de Artes Liberales, Universidad...

Súmate a nuestra multiplataforma con las señales en vivo