Valparaíso

16°C
Clear sky
Auditores denuncian a Radio Carnaval de Quillota-La Calera por violentos «chistes» homofóbicos

Auditores denuncian a Radio Carnaval de Quillota-La Calera por violentos «chistes» homofóbicos

Víctimas aseguran que existe una “normalización de la homofobia que nos silencia. Nos da miedo denunciar directamente”.

Auditores/as de la Radio Carnaval Quillota-Calera denunciaron ante el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) sentirse dañados/as y vulnerados/as  en su dignidad debido a recurrentes “chistes” homofóbicos que el medio de comunicación lanza con total liviandad e insensibilidad.

“Estaba de visita en la casa de una tía que todas las mañanas escucha esta radio, donde ya es frecuente que hagan este tipo de burlas. Los comentarios claramente afectan a mi persona. Los gays seguimos siendo objeto burlas y sino se educa a las personas a respetar nuestra orientación esto seguirá igual”, señaló un auditor de 45 años.

En tanto, un joven de 16 años indicó que “me siento súper mal cada vez que escuchó estas ofensas. Mi familia no sabe que soy gay, pero escuchan esta radio. Me cuesta mucho contarles lo que soy sabiendo que se mofan constantemente de los gays. Muchas veces he llorado”.

A su vez, una madre lesbiana sostuvo que “en nuestra comuna la homofobia está normalizada por este tipo de burlas. La normalización provoca temor y por eso no denunciamos directamente y nos silenciamos. Hay mucho miedo al rechazo. A mi hijo debo explicarle a cada rato que estos no son chistes”.

Uno de los cinco auditores que denunciaron estos hechos ante el Movilh, enviaron además una grabación con una de las ofensas.

“Cuando las viejitas ponían el carbón, en el brasero arriba ponían un tarrito que se llamaba maricón ¿Porque el habrán puesto así”,  señala la radio siempre con tonos burlescos, de doble sentido y abiertamente homofóbicos.

El encargado de Derecho Humanos del Movilh, Ramón Gómez, precisó que “estas ofensas, que  en ningún caso son chistes, provocan un profundo daño en las personas, en especial porque se dan en localidades donde poco y nada se ha debatido sin prejuicios sobre la diversidad sexual y de género. La libertad de expresión en ningún caso es sinónimo de homofobia, abusos y daño a la dignidad humana”.

Añadió que “a esta radio poco y nada le ha importado el efecto que provoca en niños, niñas y adolescentes LGBTIQA+, como  tampoco en personas mayores que han debido vivir toda su vida en al armario justamente porque ofensas públicas como estas normalizan el desprecio, el odio y la burla”.

“Exigimos a esta radio cesar con sus abusos, educar en la diversidad y ofrecer en breve disculpas a todos/as sus auditores/as. En paralelo, estamos analizando qué acciones legales cursar”,   finalizó el Movilh.

Audio aquí: