Nueva investigación afirma que el teatro mejora el concepto de imagen corporal en los niños

Nueva investigación afirma que el teatro mejora el concepto de imagen corporal en los niños

Un nuevo estudio muestra cómo los más pequeños pueden beneficiarse de las producciones positivas para el cuerpo.

El concepto de imagen corporal tiene relación con la imagen que forma nuestra mente de nuestro propio cuerpo, es decir, el modo en que nuestro cuerpo se manifiesta. En la actualidad, se sabe que las personas con buena autovaloración del cuerpo tienen una mejor salud mental.

En relación a esto, un nuevo estudio desarrollado por la Universidad Anglia Ruskin de Gran Bretaña midió el impacto que tiene el teatro sobre los niños y su conceptualización sobre la imagen corporal.

Se trató de una breve investigación que se llevó a cabo en un teatro de Londres, en donde se evaluaron las respuestas de niños de entre 5 a 9 años, quienes presenciaron la obra “Cinderella: the AWESOME Truth”.

Investigaciones anteriores sugieren que los niños comienzan a comprender los estándares sociales de apariencia a la edad de cinco años y la insatisfacción corporal comienza a desarrollarse tanto en niñas como en niños a partir de los seis años.

Por esta razón, se entrevistó a niños y niñas antes de ver la obra y después, con el objetivo de percibir cuál es su opinión acerca de su propio cuerpo.

¿En qué consistió el estudio?

Con la ayuda del psicólogo Viren Swam, director del estudio y experto en imagen corporal, se motivó a que la obra teatral en cuestión contuviera elementos que ayudaran a los niños a reflexionar sobre su imagen corporal.

A raíz de este trabajo en conjunto, se desarrolló una nueva versión contemporánea de La Cenicienta, a través de talleres en donde participaron más de 200 niños. El programa incluyó temas como la vergüenza corporal y sus efectos, el manejo de las expectativas y ansiedades de la apariencia, el impacto de las redes sociales en la imagen corporal y el valor de las amistades para promover actitudes corporales más saludables y una mejor autoestima.

Los investigadores reclutaron a 54 niñas y 45 niños, y midieron su apreciación corporal antes y después de ver el espectáculo. Los participantes también respondieron preguntas abiertas sobre su propia singularidad y genialidad.

Publicado en la revista Body Image, la investigación encontró que los puntajes de apreciación corporal tanto para niños como para niñas mejoraron después de ver la producción. La cantidad de respuestas que cubrían lo que los hacía «únicos» o «increíbles» también aumentó después de la asistencia, tanto para niños como para niñas.

Es importante destacar que estas mejoras se lograron manteniendo un disfrute casi universal del programa y brindando resultados de aprendizaje clave, según lo evaluado a través de las respuestas cualitativas de los niños.

ADIPA: “Importancia de la imagen corporal para el bienestar integral”

En un artículo publicado en su plataforma, la Academia Digital de Psicología y Aprendizaje (ADIPA), ahondó justamente en el tema de la imagen corporal y sobre cómo una buena autopercepción del cuerpo puede tener grandes beneficios para la salud mental.

Según señalan desde ADIPA, la imagen corporal es un concepto que forma la mente, en primera instancia durante la infancia, sobre el propio cuerpo. Esta representación y conocimiento que tenemos de nosotros mismos, nos acompaña durante toda nuestra vida, por lo que desarrollar un mal concepto sobre nuestra imagen corporal desde pequeños puede provocar pensamientos y conductas autodestructivas.

¿Qué significa tener una imagen corporal positiva de uno mismo? Según explica  Ana María Gallardo, psicóloga de ADIPA y doctora en Psicoterapia, cuando nos sentimos cómodos con nuestro cuerpo y tenemos pensamientos positivos sobre él constantemente, sin importar lo que digan otros, nuestro concepto de imagen corporal propia está muy bien.

No obstante, cuando esto no ocurre, somos propensos a desarrollar conductas que pueden hacernos daño a nivel físico y psicológico, debido a ciertos trastornos que se pueden desarrollar por no tener una buena apreciación sobre nuestro cuerpo. Las afecciones más comunes son las alteraciones con la alimentación y el deporte, el trastorno dismórfico corporal, entre otras.

En este sentido, desde ADIPA, comentan que siempre es bueno investigar sobre este tipo de problemas y no dejarse llevar por lo que otros manifiestan sobre nuestro cuerpo. No obstante, también señalan que, en el caso de no poder controlar estos pensamientos negativos sobre nuestro físico, lo mejor es pedir ayuda profesional.

Síguenos

NEWSLETTER

Registrate en nuestro boletin y recibe nuestra ultimas noticias y material exclusivo.