Industria 4.0: El camino de transformación hacia la fábrica inteligente

Industria 4.0: El camino de transformación hacia la fábrica inteligente

  • Soluciones como la Inteligencia Artificial, Big Data y la nube se han convertido en las principales incorporaciones tecnológicas de las fábricas inteligentes. Estas permiten que las personas realicen sus trabajos en una forma más productiva, eficiente y conectada.

Hoy más que nunca, las empresas de manufactura se han enfrentado a la necesidad de avanzar hacia la implementación de soluciones tecnológicas inteligentes que permitan responder a las necesidades de un mercado desafiado por problemas logísticos, restricciones por la pandemia y alza en precios de materias primas. Lo anterior, sumado a los requisitos para una mayor sustentabilidad, agregan presión para reajustar los procesos de manufactura. En ese contexto, con el fin de aumentar la eficiencia, muchos productores han empezado a implementar tecnología 4.0.

La Industria 4.0 promete el desarrollo de una fábrica inteligente y rentable en la producción por unidad. El concepto fue introducido a comienzos del 2000 con la llegada de sistemas ciber físicos que permiten compartir, analizar y guiar acciones inteligentes en los distintos procesos industriales para lograr que las máquinas sean más inteligentes y disminuir los tiempos de parada de las máquinas. Los análisis también pueden utilizarse para otros aspectos como la logística, los pronósticos de demanda y el control de calidad, uso de la capacidad y aumento de la eficiencia.

“La disrupción de la pandemia, los problemas en las cadenas de suministro, y el cambio de las preferencias de los consumidores ha acelerado la necesidad de que las empresas avancen hacia la implementación de tecnologías inteligentes para optimizar sus negocios. Así, el incorporar servicios tecnológicos, de conectividad y digitalización se han posicionado como una solución efectiva para mejorar el funcionamiento de la industria manufacturera, reducir costos, aumentar la conectividad y la productividad”, indica Volker Lafrenz, Vicepresidente de Infor para Latinoamérica.

Pese a que todavía estamos lejos de aprovechar el verdadero potencial de la Industria 4.0, los beneficios son claros. La tecnología inteligente ofrece la posibilidad de rediseñar los procesos de la manufactura global para posicionar a las fábricas más cerca de los mercados, disminuir los problemas de logística y aumentar la visibilidad del ecosistema de socios, proveedores y clientes.

Según Infor, los ingredientes más importantes para lograr una estrategia para crear una fábrica inteligente para el futuro son:

  1. Las empresas de manufactura adoptan soluciones basadas en la nube sumamente agiles para lograr la capacidad de aumentar la individualización, agregar servicios y lograr mayor capacidad de flexibilidad.
  2. La necesidad de disminuir las demoras y los costos de transporte junto con ir hacia una producción más sustentable y la imperativa necesidad de disminuir las distancias físicas hacia el consumidor hacen que las organizaciones rediseñen la manufactura, con el apoyo de tecnología líder de vanguardia. Esta permitirá desarrollar fabricas más pequeñas e inteligentes y más cerca del cliente.
  3. Las decisiones inteligentes necesitan contar con visibilidad de punta a punta. Esto requiere una vista consolidada en todo el sector de manufactura.
  4. Una visión vinculada y los procesos optimizados en el sistema, operaciones de planta y la cadena de suministro, optimizan la capacidad y la gestión de los requisitos y mejora las alternativas en todo el sistema.
  5. Si se opera con una visión única de las ordenes, envíos y el inventario y procesos digitales compartidos, las organizaciones del siglo XXI contarán con la visibilidad necesaria para mejorar la velocidad y la agilidad para responder a las disrupciones en forma eficiente y a tiempo.
  6. La automatización inteligente, utilizando IA logra que las líneas de ensamblado se ajusten automáticamente.

Hacia la nube multi-tenant

Volker Lafrenz enfatiza que una fábrica inteligente “debe estar sumamente digitalizada y ser una instalación con producción conectada que utiliza tecnología como inteligencia artificial (IA), Internet de las Cosas (IoT) y robótica para ayudar a las empresas a manufacturar productos, crear mayor valor empresarial, descubrir datos y automatizar o eliminar procesos empresariales”. El ejecutivo también destaca que dicha tecnología permite que las personas realicen sus trabajos en una forma más productiva e inteligente mejorando la calidad y la seguridad general y que las fábricas inteligentes se adapten y optimicen las operaciones de manufactura.

En esa línea, la nube multi-tenant se ha posicionado como una tecnología líder, logrando conectar los sistemas críticos con proveedores, clientes y empresas de transporte. Lo anterior, dado que las soluciones específicas por industria son las que pueden satisfacer las necesidades de todo tipo de empresas.

Otro punto relevante a considerar es dónde están alojadas estas soluciones. Aquellas que se encuentren en operadores de vanguardia como Amazon Web Services® (AWS®), permiten que las empresas escalen rápidamente y pierdan menos tiempo en gestionar infraestructura y puedan dedicarse a sus iniciativas estratégicas. Un ejemplo es The Smart Factory @ Wichita, la experiencia inmersiva en la Industria 4.0 de Deloitte esponsoreada por Infor junto con otros socios del ecosistema que demuestra el uso real de la tecnología en el piso de planta de producción y donde podrán testear una variedad de técnicas avanzadas de manufactura.